Las diferencias entre el liberalismo y el conservatismo durante la Revolución Francesa

Escrito por tom pace | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las diferencias entre el liberalismo y el conservatismo durante la Revolución Francesa
Cuando las facciones de extrema izquierda de la sociedad francesa se cansaron y fallaron con los intentos de una reforma, destruyeron la Bastilla y empezaron la Revolución Francesa. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

La Revolución Francesa fue uno de los eventos más monumentales en la historia política, y los historiadores continúan discutiendo y debatiendo sus ramificaciones. Un factor que la hizo única como una revolución fue el hecho de que a pesar de los eventos altamente radicales, fue definida por un amplio espectro de visiones políticas. Durante las reuniones políticas francesas, los progresistas se sentaban a la izquierda de la convención mientras que los conservadores se sentaban a la derecha, dando importancia a los términos "De izquierda" y "De derecha" como descripciones políticas.

Otras personas están leyendo

Comprender los términos "Conservador" y "Liberal"

El conservatismo es un término que implica el enfoque político de preservar o restaurar un estatus quo, o mejorar los gobiernos mientras mantienen su naturaleza esencial intacta. En el uso moderno, el término "liberal" se refiere a ideales progresistas como la supervisión gubernamental con políticas fiscales y un control gubernamental mínimo sobre problemas sociales. Sin embargo, en Francia, el término "liberal" tenía un significado muy diferente y más similar al término "laissez-faire" -dejar hacer-, así que es más preciso usar "De izquierda" como lo opuesto al "conservatismo".

La izquierda francesa

La izquierda de la Revolución representaba miembros del Tercer Estado, o la clase común. Durante la Revolución, estas personas se referían a sí mismos como "commune", la palabra en francés para "común". Mientras que la izquierda tenía un amplio rango de visiones de qué cambios eran necesarios en el gobierno francés, estaban unificados por el descontento sobre cómo el rey minimizaba activamente la influencia del Tercer Estado en la legislatura nacional.

Objetivos de la izquierda en la Revolución Francesa

Aunque muchos miembros de la izquierda estaban interesados en reformar la monarquía para permitir una mejor representación del Tercer Estado, como un todo, buscaban abolir la monarquía y establecer una república. Debido a que la izquierda veía los elementos franceses de la Iglesia Católica, la cual era dueña del 10 por ciento de la tierra, como cómplice de los abusos contra el Tercer Estado, muchos revolucionarios de izquierda querían convertir a la sociedad francesa en completamente secular.

Conservadores del viejo régimen

Los miembros del Primer y Segundo Estado, llamado "El Viejo Régimen" por los historiadores, fueron el elemento más conservador de la sociedad francesa. En 1789, la aristocracia francesa trató de calmar la inquietud social al darle al Tercer Estado más asientos en los Estados Generales, pero no más poder legislativo. Cuando el Commune estableció la Asamblea Nacional en protesta, los miembros del Primer y Segundo Estado fueron invitados para asistir, pero no lo hicieron. Como resultado, las visiones conservadoras del Viejo Régimen estaban apenas representadas en la Asamblea Nacional.

Conservadores en la Asamblea Nacional

Sin un contra balance a la extrema izquierda, los elementos de derecha de la Asamblea Nacional fueron principalmente miembros de la Commune con objetivos ligera o medianamente conservadores para reformar el gobierno francés. Estas visiones también estaban representadas por unos cuantos aristócratas y hombres del clero que simpatizaban con el Tercer Estado. Aunque estos moderados soportaban instituir ideales democráticos, muchos miembros de la derecha buscaban una reconciliación con la monarquía y desaprobaban la persecución de la Iglesia.

El levantamiento de los moderados

Después de la destrucción de la Bastilla, las visiones más extremas de la extrema izquierda de los Jacobinos ganó apoyo del pueblo, y la Revolución tomó un carácter más radical bajo Maximillian Robespierre. Los Jacobinos perseguían a sus rivales políticos durante el Reino del Terror, el cual castigaba a la mayoría de la sociedad francesa. Los revolucionarios que eran enajenados por la violenta atmósfera se levantaron contra los Jacobinos y adoptaron un enfoque más moderado. Sin embargo, después de que Louis XVI fue ejecutado, había muy poco apoyo para los conservadores y moderados para restaurar la monarquía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles