Militares y armas en la antigua Esparta

Escrito por alexander sam | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Militares y armas en la antigua Esparta
Los espartanos fueron un famoso pueblo de guerreros de la antigüedad. (Spartan image by Scott Maxwell from Fotolia.com)

La ciudad-estado militar de Esparta fue fundada alrededor del año 900 AC y alcanzó su pináculo de poder en 481 AC, después de que Esparta ayudó a formar el Unión Helénica. Esparta produjo uno de los ejércitos más icónicos de la historia antigua y fue conocida por las habilidades de sus soldados, su disciplina, su profesionalismo y valentía. Los intereses de esta sociedad giraban en torno a los militares y a su capacidad de defender y atacar a civilizaciones vecinas, como la de Atenas.

Otras personas están leyendo

Educación militar

La educación militar fue un componente importante de la vida espartana y a los niños se les enseñaba a ser guerreros desde una edad relativamente joven. A la edad de siete años, los niños espartanos se iban de casa para entrar en la enseñanza pública y se les daba entrenamiento militar hasta los 20 años. Se les enseñaba coraje, disciplina y estrategias para la lucha. Equipados con armas básicas de combate mano a mano, tales como la lanza o la espada, a los muchachos espartanos se les enseñaba una variedad de técnicas de combate defensivas y ofensivas. También se les enseñaba diferentes formaciones de batalla, como la falange. Después de graduarse, estos hombres vivían en comunidad con otros soldados, hasta que eran llamados para el servicio militar. No era común que los hombres en las fuerzas armadas vivieran con sus esposas o familias.

Lanzas y picas

Las lanzas y las picas -o "sarissas"- fueron las principales armas del ejército espartano y les entregaron habilidades de largo alcance durante las batallas. Ambas armas fueron construidas usando madera para el eje y hierro para los extremos puntiagudos. Las lanzas a menudo tenían un pico de bronce opuesto a la punta para ayudar a equilibrar el arma. Las lanzas eran ligeramente más pequeñas en longitud que las picas y tenían generalmente 13 pies (3,9 metros) de largo, sin embargo, las lanzas más pequeñas fueron utilizadas a veces cuando se combatía en formación de falange. Las lanzas también podían ser lanzadas a un adversario, lo que aumentaba el rango al mismo tiempo que el soldado se mantenía fuera del alcance de su oponente. Las picas eran más largas y se basaban en un movimiento de empuje para las maniobras defensivas y ofensivas.

Espadas

El arma secundaria usada por la infantería espartana era una espada corta conocida como "xiphos". Esta arma estaba destinada a complementar la lanza más larga y a proporcionar a los soldados un arma que podía utilizar en el combate cuerpo a cuerpo, donde el rango de la lanza o la pica se volvía inútil. La espada tenía la forma de una hoja larga y generalmente tenía 2 pies (609 cm) de largo. Fue principalmente usada en movimientos cortantes y perforadores durante la batalla.

Escudo hoplita

Uno de los elementos más importantes de los ejércitos espartanos fue su escudo hoplita. Normalmente, el escudo pesaba alrededor de 15 libras (6,8 kg) y tenía forma redonda. Este elemento protegía al soldado desde la barbilla hacia abajo hasta aproximadamente la mitad de la rodilla. Hecho de madera, el escudo tenía un revestimiento de bronce, lo que impedía la penetración de flechas, lanzas, espadas o de la mayoría de las otras armas básicas.

Falange

La falange fue una formación ofensiva militar utilizada en la antigua Grecia alrededor del comienzo del siglo cuarto AC. Los soldados dentro de esta columna iban equipados con un casco y una pechera, llamada "coraza", que era un forro protector para la parte superior del cuerpo. También llevaban escudos hoplitas, espadas, picas o lanzas largas, pero su equipo era básico y la intención era mantenerlos ligeros y ágiles. Los soldados tenía que estar estrechamente compactados con los escudos y las lanzas cubriéndoles y actuando como si fueran un solo objeto, lo que hacía que la formación fuera prácticamente impenetrable. Sus armas ligeras les permitían dar punzazos sus oponentes. Los soldados tenían que estar altamente capacitados para aprender a moverse y a atacar como un solo grupo. La fuerza de la técnica no era las armas, sino más bien la formación y la disciplina utilizada para ponerla en práctica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles