Receta de patatas fritas hechas en casa

Escrito por lee tea | Traducido por maría dolores meade
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Receta de patatas fritas hechas en casa
Las patatas fritas son deliciosas y fáciles de hacer. (fries plate image by Xavier MARCHANT from Fotolia.com)

Las patatas fritas son uno de los alimentos favoritos de los estadounidenses. El estadounidense promedio consume más de 16 libras (7,26 kg) al año, por lo que no es de extrañar que las patatas sean el "vegetal" más popular del país (aunque en realidad son un almidón). Ya sea que los combines con una hamburguesa, un hot dog, o algún bocado frito de pollo, o simplemente te deleites con estas doradas y crujientes delicias, las patatas fritas son simples, deliciosas, y amadas por casi todo el mundo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 4 o 5 patatas de Russet o Idaho, grandes y limpias
  • Un recipiente grande de plástico o metal
  • Una espumadera grande o pinzas de metal
  • Servilletas de papel
  • Una bolsa de papel marrón
  • Un termómetro de cocina
  • Aceite vegetal o manteca
  • Una olla o sartén grande y profunda
  • Sal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pela las patatas y luego córtalas en tiras del tamaño que gustes. Para patatas fritas carnosas, corta cada rebanada aproximadamente de 1/2 pulgada (1,27 cm) a 1/4 de pulgada (0,64 cm) de espesor. Para papas del estilo de las de comida rápida (en bastón), corta las patatas en trozos pequeños de aproximadamente 1/8 de pulgada (0,32 cm) de espesor.

  2. 2

    Coloca todas las patatas cortadas en un recipiente grande y luego llena el recipiente con agua fría. Mueve las patatas un poco con las manos hasta que el agua se vuelva turbia. Este paso asegura que se eliminen de las patatas todos los almidones adicionales, lo que resultará en una fritura de textura más crujiente.

  3. 3

    Escurre las patatas y colócalas sobre algunas servilletas de papel y repásalas para que se sequen a fondo.

  4. 4

    Llena una olla hasta la mitad (aproximadamente 4 a 5 pulgadas [10 a 13 cm] de profundidad) con aceite vegetal o manteca vegetal; lo que tengas a mano está bien, ya que ambos funcionan muy bien en esta receta. Calienta el aceite o la manteca a 375 °F (190 °C) para las papas fritas de corte fino, o 325 °F (163 °C) para patatas fritas grandes y carnosas, verificando la temperatura con el termómetro de cocina.

  5. 5

    Utiliza una espumadera o pinzas de metal para levantar y colocar pequeñas cantidades de patatas en el aceite caliente hasta que se hayan transferido todas. Espera unos segundos entre tandas para que el aceite se asiente, para minimizar el riesgo de salpicaduras de aceite caliente y para evitar que el aceite se vuelva demasiado frío, lo que puede dar lugar a patatas fritas húmedas.

  6. 6

    Cocina las papas fritas delgadas de estilo de comida rápida durante aproximadamente tres minutos, o cinco a seis minutos para las patatas fritas más gruesas y carnosas. Retíralas del aceite y colócalas en una bolsa de papel revestida con una servilleta de papel para absorber el aceite adicional. Las patatas fritas todavía deben ser de color blanco en este punto.

  7. 7

    Aumenta la temperatura del aceite a 375 °F (190 °C). Verifica la temperatura con el termómetro de cocina. Si el aceite se encontraba en 375 °C (190 °C), para empezar, déjalo a la misma temperatura.

  8. 8

    Retira las patatas fritas de la bolsa y colócalas de nuevo en el aceite caliente para dorar. Déjalas en el aceite, revolviendo ocasionalmente, durante dos a tres minutos hasta obtener un bonito color dorado.

  9. 9

    Retira las patatas del aceite con la espumadera o levanta la canasta de la freidora. Colócalas sobre varias capas de servilletas de papel o en la bolsa de papel para escurrir y enfriar durante unos minutos. Espolvorea con sal al nivel que prefiera y sirve inmediatamente.

Consejos y advertencias

  • Prueba añadir ingredientes como queso cheddar fundido, trocitos de tocino, o chili a las patatas fritas para obtener un sabroso manjar.
  • Prueba espolvorear tus condimentos favoritos, como cajun, ajo o pimienta, sobre tus patatas fritas.
  • La temperatura del aceite es un factor muy importante para conseguir una receta de patatas fritas correcta. Si el aceite no está suficientemente caliente, se dará lugar a patatas fritas húmedas. Si está demasiado caliente, se quemará la parte exterior de las patatas sin cocinarse adecuadamente el interior.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles