DESCUBRIR
×

Cómo secar zanahorias

Actualizado 21 febrero, 2017

Las zanahorias están llenas de vitaminas y caroteno más que cualquier otro vegetal. Si te encuentras con una cantidad abundante de zanahorias en tu jardín, no te preocupes. Las zanahorias se conservan bien en el refrigerador, hasta por varios meses. Para tiempos de almacenamiento aún más largos, estas verduras pueden ser congeladas, cocidas o secadas. Más tarde, puedes rehidratar y usar tus zanahorias deshidratadas en sopas, pan, ensaladas y otras recetas.

Instrucciones

Las zanahorias se almacenan bien para un uso posterior. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

    Zanahorias crudas

  1. Lava y ralla, pica o rebanada zanahorias crudas a un espesor de 1/8 a 1/4 pulgadas (0,3 a 0,6 centímetros) de espesor.

  2. Mezcla las zanahorias en una bolsa o en un recipiente con jugo de limón.

  3. Coloca las zanahorias en bastidores de secado y en el deshidratador. Deja que las zanahorias se sequen durante 6 a 12 horas o hasta que estén casi quebradizas.

  4. Deja que tus zanahorias se enfríen y guárdalas en un recipiente hermético.

    Zanahoria cocida

  1. Recorta la parte superior de la zanahoria.

  2. Pon las zanahorias a cocer al vapor hasta que estén bien cocidas, aproximadamente por 20 minutos. No permitas que queden demasiado blandas.

  3. Permite que tus zanahorias se enfríen. Luego, córtalas o pícalas.

  4. Coloca las zanahorias en tus estantes de deshidratación y deja que sequen hasta que estén crujientes.

  5. Permite que las zanahorias se enfríen y guárdalas en un recipiente hermético.

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Vaporera
  • Jugo de limón
  • Deshidratador
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article