Técnicas de mezcla para amasar o batir

Escrito por kristen osborne | Traducido por luis alberto fuentes schwab
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
 Técnicas de mezcla para amasar o batir
Una vez que aprendas las técnicas simples de mezcla, producirás pasteles todo el tiempo. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El horneado puede ser intimidante. Las visiones de una corteza incomible de pastel o de una torta caída lleva a muchos panaderos a estar huyendo de la panadería local. Pero con un poco de práctica y un poco de paciencia, puedes crear una masa perfecta que se hornee en un sabor delicioso. Así que antes de agarrar las golosinas compradas en la tienda, prueba tu suerte en algunas técnicas de mezcla tradicionales.

Otras personas están leyendo

Método de mezclado en dos tazones

También conocido como el método del panecillo, esta técnica implica la mezcla de todos los ingredientes secos en un tazón y de todos los ingredientes húmedos en otro. Puedes hacer esto antes de tiempo, incluso la noche anterior, si lo deseas. Poco a poco agrega los ingredientes húmedos a los secos, mezclando con una cuchara de madera o espátula sobre la marcha. No utilices una batidora eléctrica o o una manual, ya que la masa debe quedar con grumos. A diferencia de la masa de pan, que requiere amasado prolongado para desarrollar las proteínas del gluten, este método necesita dejar que el gluten no se desarrolle para una masa suave y tierna con una corteza ligera. Esto es lo mejor para los panes y los panecillos.

El método cremoso

Con éste método, primero bates u obtienes una consistencia cremosa de las grasas, como la mantequilla o la manteca, junto con los azúcares, las especias y la sal. Una vez que la mezcla está aireada y liviana, incorpora el resto de los ingredientes. Este método produce un pastel húmedo como la masa.

El método de mezcla de pastelería

Para conseguir esa delicada textura desmenuzable de la repostería perfecta, combina los ingredientes secos en un tazón y luego cortas la mantequilla o la manteca fría dentro de los ingredientes secos con un cuchillo o una batidora de repostería. Sigue cortando hasta que la masa sea gruesa y quebradiza. Entonces, ligeramente mezcla o echa cualquier tipo de ingredientes líquidos, tales como el agua y los huevos, los cuales deben ser enfriados antes de tiempo. Revuelve la masa hasta que se hayan absorbido todos los líquidos. Al igual que con el método de los dos tazones, evita la agitación excesiva para impedir el exceso de desarrollo del gluten.

Método de mezcla del bizcocho

El método del bizcocho es similar al método de pastelería; ya que primero enfrías la materia grasa y cualquiera de los ingredientes húmedos, a continuación, mezclas los ingredientes secos en el recipiente para ese fin. Cortas la manteca fría hasta que la mezcla esté gruesa y agregas los ingredientes líquidos, mezclándolos cuidadosamente hasta obtener una masa húmeda. A diferencia del método de pastelería, sin embargo, ésta requiere un poco más de amasado. En una superficie plana, debes amasarla mediante el aplanamiento y luego dóblala por la mitad. Gira la masa 90 grados y repite el proceso de amasado aproximadamente unas 10 a 20 veces, o hasta que la masa esté suave y flexible, pero no pegajosa. Ten cuidado de amasar en exceso, ya que esto puede hacer endurecer a tu bizcocho.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles