Cómo comenzar a cultivar romero a partir de las semillas

ULTRA F/Photodisc/Getty Images

El romero (Rosmarinus officinalis) es una hierba culinaria que se usa para dar sabor o como aderezo, que crece en forma anual en la mayoría de los lugares. Sin embargo, algunas personas tal vez no sepan que es un arbusto leñoso perenne que a menudo alcanza más de 6 pies (1,8 cm) de alto en las zonas del resistencia 8 a la 10 del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Los jardineros que viven fuera de esta región pueden comenzar el romero desde semillas en el interior durante el invierno y trasplantarlo al exterior cuando llega el tiempo cálido de la primavera.

Paso 1

Llena una bandeja de semillas con un medio de plantación ligero, como una mezcla para cactus o una combinación de vermiculita y arena. Siembra dos o tres semillas de romero cada 3 o 4 pulgadas (7 a 10 cm). Cubre ligeramente las semillas con una mezcla de suelo adicional.

Paso 2

Agrega agua lentamente para humedecer el suelo sin mover las semillas de romero. Cubre las bandejas de semillas con una cubierta o con un trozo de envoltorio plástico. Esto mantendrá el ambiente húmedo y estimula la germinación.

Paso 3

Coloca la bandeja de semillas en un lugar cálido. Revisa a menudo la bandeja y riega como sea necesario para mantener el suelo húmedo pero no empapado. Espera que las plántulas de romero emerjan una o dos semanas.

Paso 4

Mueve la bandeja de semillas a un lugar soleado y quita el plástico cuando aparezcan las plántulas de romero. Riega regularmente el romero para mantener el suelo húmedo.

Paso 5

Afina las plántulas a una por lugar, si hay más de una germinando en cada espacio. Continúa cultivando el romero en el interior hasta que las plantas alcancen al menos las 3 pulgadas de altura (7,5 cm) o más.

Paso 6

Trasplanta las plántulas de romero en macetas de arcilla individuales o directamente en tu jardín de hierbas para que continúe creciendo.

Más reciente

×