Cómo comer queso feta

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

El feta es un queso tradicional griego originalmente hecho de leche de oveja o de cabra no pasteurizada. Hoy la leche de vaca pasteurizada también es utilizada para la producción comercial de queso feta. Feta, significa "corte" en griego y es hecho drenando la leche cuajada en bolsas de tela o moldes especiales. El queso es salado y envasado en barriles con salmuera o suero que es un subproducto de la leche cuajada. Una vez terminado, es un queso blanco salado, amargo con un contenido graso de 30 a 60 por ciento. El feta es comido con platos tradicionales griegos o solo.

Queso feta

Paso 1

Corta una tajada de 1/2 pulgada (1,27 cm) de queso feta y colócala sobre un plato. El queso feta generalmente viene en forma de torta cuadrada y puede estar semi duro a blando dependiendo de la grasa que contiene.

Paso 2

Rocía el aceite de oliva sobre el queso feta. El aceite de oliva ayudará a realzar el sabor del queso.

Paso 3

Espolvorea orégano fresco sobre el queso para complementar al queso y sirve inmediatamente.

Ensalada

Paso 1

Lava y pica lechuga romana. Colócala en una ensaladera. Agrega rodajas de tomate y unas pocas rodajas de cebolla colorada.

Paso 2

Añade unas aceitunas negras en la parte superior de la ensalada y rocía aceite de oliva y vinagre de vino tinto al gusto.

Paso 3

Corta una rebanada de queso feta y desmenúzalo sobre una ensalada. Agrega pimienta fresca y sal a gusto.

Paso 4

Sirve con pan pita cortado en triángulos.

Pizza

Paso 1

Precalienta tu horno a 425° F (218,33°C) y engrasa tu papel para hornear.

Paso 2

Estira tu bollo de pizza del tamaño de tu papel para hornear con un rodillo. Coloca encima alcachofas, tomates perita, cebolla y 1 taza de queso feta desmenuzado.

Paso 3

Rocía tu pizza con aceite de oliva y hornea por 15 minutos o hasta que esté dorada y crocante. Sirve con menta fresca.

Más reciente

×