Cómo congelar brownies y galletas

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Cuando una visita llega sorpresivamente, siempre es bueno contar con algo preparado en casa para ofrecer. Es difícil realizar algo desde cero con la espontaneidad del momento, especialmente cuando los invitados están de visita, pero alimentos horneados como galletas o brownies pueden ser fáciles de hacer previamente y de congelar. Y cuando se necesitan, se pueden descongelar en unos pocos minutos sobre la barra de la cocina o de inmediato en el horno de microondas.

Brownies

Step 1

Cocina y enfría los brownies de acuerdo a tu receta favorita. Córtalos de acuerdo al tamaño y número de porciones que desees.

Step 2

Levanta los brownies de la cacerola con una espátula delgada para pasteles o utiliza un utensilio similar. Envuelve cada uno individualmente cubriéndolo con una película plástica.

Step 3

Coloca los brownies sobre una superficie completamente plana, como por ejemplo sobre un plato grande o charola para galletas y después ponlos en el congelador. Deja que se congelen de cuatro a ocho horas, hasta que estén completamente rígidos.

Step 4

Cambia los brownies envueltos en película plástica a una bolsa para congelar de uso resistente y cierra. Etiqueta y escribe la fecha de elaboración usando un marcador permanente y colócala en el congelador hasta por seis meses. Descongela y usa los brownies como lo desees posteriormente.

Galletas

Step 1

Coloca las galletas en porciones lógicas, de cantidades como de 4 a 12 piezas, dependiendo de tu plan de uso. Cada bolsa debe representar el número de galletas que quieres descongelar en cada momento.

Step 2

Coloca un popote en la abertura de la bolsa para congelar y ciérrala alrededor de éste. Aspira de la bolsa tanto aire como sea posible, después finaliza sellándola.

Step 3

Etiqueta y escribe la fecha de elaboración utilizando un marcador permanente y colócala en el congelador hasta por cuatro meses.

×