Cómo hacer un delicioso omelette de clara de huevo

Eising/Photodisc/Getty Images

Probablemente lo escuchas todo el tiempo: si quieres una dieta saludable, agrega un omelette de clara de huevo a tu menú. Pero si la idea de un omelette sin sabor y sin yema te causa horror, sólo necesitas una nueva forma de pensar. Acompaña un omelette de clara de huevo con verduras frescas, quesos y tal vez algo de tocino canadiense. Cúbrelo con salsa y nunca volverás a extrañar las las yemas de huevo.

Paso 1

Coloca la sartén para omelette a fuego lento, para calentarla mientras lavas y cortas las verduras y el tocino canadiense o el jamón.

Paso 2

Rocía la sartén generosamente con un aerosol para cocinar sin grasa, coloca las verduras y aumenta el fuego a medio-bajo. Si estás utilizando los huevos enteros, separa las yemas y las claras. Rompe los huevos, ábrelos y mantén la yema en un pedazo de la cáscara mientras deja que la clara se vierta en el recipiente.

Paso 3

Agrega un chorrito de leche y un poco de pimienta negra; luego bate las claras con el tenedor para mezclarlas ligeramente.

Paso 4

No dejes que las verduras se cuezan demasiado. Cuando estén casi listas, todavía un poco crujientes, ponlas en un plato. Vuelve a poner aerosol para cocinar y luego vierte las claras de huevo. Cuando los bordes estén ligeramente marrones, agrega las verduras y los ingredientes de carne con cuidado.

Paso 5

Añade el queso después de que las claras de huevo comiencen a cambiar de líquido a sólido en la parte superior. En cuanto el queso comience a fundirse, dobla un lado del huevo con la espátula para hacer el omelette. Presiona en la superficie para que el queso se derrita y junte los lados. Voltea el omelette y presiona en el otro lado.

Paso 6

Sirve el omelette con un poco de salsa fría o caliente, pan integral tostado o un panecillo inglés y algo de fruta fresca.

Más reciente

×