Cómo preparar un sándwich con carne de res

••• Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images

Deleita a tus invitados con sabrosos sándwiches deliciosamente sazonados y rellenos con carne de res asada. Ya sea que los cubras con queso o simplemente los sazones con una salsa de barbacoa casera, estos sándwiches de seguro van a impresionar a tus invitados. Acompáñalos con verduras a la plancha y una ensalada fresca en tu próxima barbacoa o picnic. Disfrútalos en tu almuerzo de trabajo a lo largo de la semana. Tus invitados te rogarán por la receta una y otra vez.

Passo 1

Pica finamente la cebolla y el ajo. Calienta aceite en una cacerola mediana y saltea los ingredientes hasta que se vean transparentes, unos 5 minutos.

Passo 2

Agrega el caldo de pollo, el kétchup, la salsa de carne, el picante, la salsa inglesa, el perejil, la azúcar morena, 1/4 de cucharada de pimienta negra, así como el café y la mezcla de cebolla con ajo. Deja que todo esto hierva y luego reduce el fuego a baja temperatura para cocinarlo hasta que se haya reducido a 3/4 de taza.

Passo 3

Haz un puré con la salsa en un procesador de alimentos o una licuadora y, después, guárdala en el refrigerador hasta que tengas todo listo para usarla.

Passo 4

Mezcla en un tazón pequeño 2 cucharadas de pimienta negra, sal de ajo, mostaza en polvo, pimentón y cayena.

Passo 5

Con una brocha para pastelería unta la carne con aceite de oliva y la mezcla seca. Cúbrela con papel plástico. Deja que repose en el refrigerador de 3 a 4 horas.

Passo 6

Precalienta la parrilla a fuego medio, quita la cubierta de plástico de la carne y dórala durante 2 1/2 minutos de cada lado. Asa la carne a fuego indirecto, girándola una vez hasta que la temperatura interior alcance 140 °F (61 °C) para término poco cocido, 150 °F (66 °C) para término medio, 160 °F (71 °C) para termino tres cuartos y de 165 a 170 °F (73 a 77 °C) si prefieres la carne bien cocida.

Passo 7

Retira el asado de la parrilla y deja que la carne repose durante 10 minutos antes de rebanarla. Corta en rodajas finas en diagonal en sentido contrario al tejido. Con la brocha, unta con aceite de oliva los panes y tuéstalos antes de preparar los sándwiches. Cubre cada pan con una rebanada con queso de pimienta y provolone para que el queso se derrita un poco.

Passo 8

Pon una cantidad generosa de rodajas de carne en cada pan. Rebana la lechuga, cebolla y tomate, así como otros ingredientes que quieras agregar a los sándwiches. Rocía una cantidad generosa de salsa sobre la carne y envuelve la base de cada sándwich en papel para hornear. Con cinta adhesiva, cierra el extremo y sirve el sándwich mientras la carne y panes están todavía calientes.

Más reciente

×