Cómo servir salmón ahumado

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Una exquisitez; el salmón ahumado le da una sofisticación extra a la mesa de banquete o puede ser un aperitivo bellamente presentado para una cena íntima. También puede ser un excelente artículo para el brunch servido con queso crema y bagels. Su color rosa brillante se ve muy bien en un plato oscuro y las rebanadas delgadas pueden ser colocadas en capas en varios patrones atractivos. El salmón ahumado tiene una textura y sabor rico y generalmente no necesita de mucho acompañamiento, aunque un buen acompañamiento, como las alcaparras o cebolla roja rebanada son opciones tradicionales.

Step 1

Saca el salmón del refrigerador y sácalo del paquete justo antes de servir. Será mucho más fácil trabajar con el frío que a temperatura ambiente.

Step 2

Usa un cuchillo pequeño y haz rebanadas individuales, arreglándolas en un plato pequeño ya sea enrolladas, dobladas o en capas. Puedes, por supuesto, dejarlo entero y permitir que los invitados se sirvan a su gusto. Asegúrate de ofrecer un cuchillo pequeño para este propósito.

Step 3

Decora el plato con rebanadas pequeñas de limón y cebolla. Rocía las alcaparras encima del pescado. Unas ramitas frescas de eneldo para acompañar el salmón, pueden usarse como adorno.

Step 4

Cubre el plato con plástico. Si estás preparando este plato mucho antes de que los invitados lleguen, necesitarás cubrirlo y almacenarlo en el refrigerador antes de servirlo. El salmón ahumado se empieza a endurecer una vez que se queda afuera por un tiempo.

×