¿Cuáles son los peligros de las enseñanzas de la Nueva Era en la iglesia?

Escrito por steven miller | Traducido por mike tazenda
¿Cuáles son los peligros de las enseñanzas de la Nueva Era en la iglesia?

Los cristianos a veces llevan a cabo prácticas de la Nueva Era sin darse cuenta que están violando los mandamientos de Dios.

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

El movimiento de la Nueva Era es un sistema de creencias espirituales libres, lo cual significa que las personas involucradas con este movimiento usan cualquier práctica espiritual que consideren relevante. Las redes de creyentes y practicantes llenan las filas del movimiento de la Nueva Era. Muchas prácticas como la astrología, la lectura del tarot y la comunicación con seres espirituales son una experiencia común para las personas relacionadas con estas creencias. Uno de los aspectos más controversiales del movimiento dela Nueva Era es la creencia de que el hombre es Dios, porque las personas se pueden convertir en una especie de dioses una vez que alcanzaron un mayor estado de conciencia. La doctrina de la Nueva Era se ha infiltrado en la sociedad, y ha afectado incluso a los miembros de la iglesia Cristiana, en donde presenta peligros al núcleo de creencias cristianas.

Otras personas están leyendo

Muchas religiones

Las creencias religiosas antiguas de Babilonia, Egipto y Grecia sentaron la base de las enseñanzas de la Nueva Era. El Misticismo Oriental, la filosofía moderna, la psicología y la teoría científica son incluso parte de la doctrina de la Nueva Era. Otras creencias religiosas del Hinduismo, el Islam, el Budismo e incluso el Cristianismo también juegan su rol. Perfeccionar al individuo es el principal propósito e la Nueva Era, y es el por qué de sus practicantes llevando a cabo rituales de religiones tan distintas. Los cristianos influidos por las prácticas de la Nueva Era pueden creer que está bien aceptar las distintas partes de otras religiones. De acuerdo con la Biblia, Dios prohíbe esta práctica y la llama idolatría (ver Éxodo 20:1-10). En última instancia, cualquier cristiano que sea levemente aficionado a otras religiones está cometiendo idolatría.

Negación de Cristo

Cuando un creyente en la Nueva Era hace una referencia a Cristo, usualmente no se refieren a él como Jesucristo, hijo de Dios. En su lugar, se refieren a una entidad espiritual mística o a un Avatar (una idea espiritual o ser manifestado). Los defensores de la Nueva Era creen que el Profeta Mahoma, Confucio, Buda y Cristo fueron todos la misma entidad espiritual que reapareció en la historia para iniciar distintas versiones de la misma verdad. Esta creencia es una herejía hacia la iglesia cristiana porque Jesucristo afirma "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie puede ir con mi Padre a menos que vayan conmigo" (Juan 14:16). "Cuando se trata del Cristianismo, no puede ser Jesucristo y algo más lo que salve a una persona de sus pecados. Jesús resume esta verdad en Juan 3:16 cuando asevera "Dios ama tanto a este mundo que entregó a su único hijo para que cualquiera que crea en él no perezca, sino que viva por siempre".

El hombre es Dios

Los seguidores de la Nueva Era promueven la idea de que cualquier hombre puede convertirse en Dios cuando su conciencia haya evolucionado a un estado mayor. Ellos creen que "Dios" es nada más que una energía espiritual que ha evolucionado hacia el último estado de la existencia, y ellos llaman a esta energía "Él", "la Fuerza", "la Mente Universal" y la "Presencia Universal". Esta doctrina en particular puede destruir por completo un cuerpo de iglesia, porque coloca al hombre en el centro de la cuestión y no a Dios. Eclesiastes 12:13 asevera que el único deber del hombre es adorar a Dios, y Dios también le dice a los cristianos, en Isaías 42:8, que él no compartirá su gloria con nadie más. Jeremías 17:5 nos dice que cualquier hombre que confíe en otro de su clase está maldito. Cualquier cristiano que compre esta enseñanza en particular realmente no está practicando el auténtico culto cristiano.

Prácticas ocultas

La comunicación con medios y seres espirituales son prácticas prohibidas por el cristianismo. Dios no permite que las personas ganen conocimiento sobre el reino espiritual más allá de la Biblia, y él tampoco permite comunicación con otros seres espirituales que no sean él mismo (Dios es El Espíritu). La astrología, los psíquicos, los tableros ouika y la lectura de palmas son prácticas relacionadas con la brujería, y Dios las prohíbe (ver Levítico 19:31). Galateos 5:19-21 asevera que las personas (incluso cristianas) que practiquen la idolatría y la brujería no tienen lugar en el Reino de Dios. Dios también quiere que las personas lo sigan por fe y no por hechos. Como la fe es una parte fundamental del sistema de creencias cristianas, Dios desea que las personas le confíen su futuro.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media