Cómo comer habas

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Las habas son semillas grandes planas en vainas verdes. Crecen y alcanzan la madurez en la temporada fresca y por lo general crecen como cosecha de otoño o primavera. Las habas se consumen en su estado verde, ligeramente inmaduras. Las vainas no son comestibles, pero las habas grandes pueden usarse solas o añadirse a una variedad de platillos cocinados. Hervirlas las hace más tiernas y con sabor, para usarlas como acompañamiento o agregarlas a la sopa o al guisado.

Paso 1

Abre la vaina de las habas con tus dedos. Retira las semillas y tira la cáscara.

Paso 2

Coloca las habas en un colador. Enjuaga las semillas con agua fría.

Paso 3

Transfiere las habas limpias a una olla. Agrega agua hasta que se cubran las habas con una profundidad de 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm).

Paso 4

Deja hervir el agua a temperatura media alta. Que hierva por un minuto.

Paso 5

Cuela las habas en la coladera. Deja correr agua fría sobre las habas para enfriarlas rápidamente.

Paso 6

Toma una haba, sosteniéndola entre tu pulgar y el índice. Aprieta suavemente hasta que el haba salga de su cubierta interior. Retira la cáscara. Hazlo con las demás.

Paso 7

Regresa las habas a la olla y agrega agua para cubrirlas. Hierve por 5 minutos o hasta que estén tiernas. Alternativamente, hornéalas a 350ºF (176ºC) por 40 minutos.

Más reciente

×